Cervatos de la cueza

Cervatos de la Cueza es un municipio y localidad de España, en la provincia de Palencia, comunidad autónoma de Castilla y León. Su término municipal también comprende las pedanías de Calzadilla de la Cueza y Quintanilla de la Cueza. (Pinchar imagen para ir a galería fotográfica aérea)

Municipio Castellano–Leones con RAÍCES de tierras de Campos pero de corazón Español – Argentino. Corazón que late al mismo ritmo que los argentinos sin olvidar las raíces castellanas.

Esta Expresión lo simboliza día a día “El museo del General San Martín”, casa típicamente castellana, dónde en su interior, en los rincones de cada una de las habitaciones se respira vida argentina, la plaza del pueblo llamada “República Argentina” que luce con orgullo el busto del capitán Juan de San Martín, la iglesia estilo colonial San Miguel y Santa Columba que fue construida a instancias del Gobierno argentino como lugar de culto para los fieles cervateños, después de que la iglesia de Santa Columba quedara en ruinas y la de San Miguel fuera víctima de un incendio en la posguerra, en ella una imagen de la Virgen de Luján nos recuerda nuestros rasgos de argentinidad.

En la iglesia de San Miguel se casaron los abuelos del General San Martín, Andrés de San Martín e Isidora Gómez en 1726 y fue bautizado su padre, Juan de San Martín en 1728. (En la posguerra fue quemada, hoy en día se conserva la torre original y una capilla construida con posterioridad y terminada en el 2015).

Con estos datos bien podríamos referirnos a alguna de las tantas localidades del interior argentino, cuyas características resultan particularmente familiares. Sin embargo, se trata del pueblo castellano de Cervatos de la Cueza, en plena de tierra de campos palentina, en el corazón de la España profunda.

Contacte con nosotros

Origen familiar y primeros años

Juan de San Martín nació el día 3 de febrero de 1728 en Cervatos de la Cueza, Castilla la Vieja que formaba parte del Reino de España, siendo hijo de Andrés de San Martín y de Isidora Pómez, los cuales conformaban una familia hidalga de clase media cuya casa se conserva en el número 27 de la calle antiguamente llamada calle “La Solana” y actualmente calle “Obispo Gerardo Melgar Viciosa”. del pueblo antes citado (conocida actualmente como Casa-museo del General San Martín, destacando la sala de honor, donde se guardan recuerdos y testimonios de la amistad con la República Argentina).

Cervatos de la cueza, se levanta en la comarca de la Cueza, atravesaba una calzada romana, y cuyo nombre lo toma por el del río que la cruza. Se supone que en ese sitio debió existir una antigua fortaleza Celta, origen de la actual población.

Su casa natal en Cervatos de la Cueza es actualmente un museo (declarada bien de interés cultural en el año 2000). La casa luce el escudo con el lema de la casa-museo de los San Martín, en Cervatos de la Cueza: “De azores castellanos nació el cóndor que sobrevoló los Andes”.

Su construcción, de adobe, se realizó siguiendo técnicas muy antiguas. La estructura de cubierta es de madera, con tejas de cerámica árabe. Una gran puerta de madera, protegida por tejaroz, sirve de acceso a la parcela, situándose al fondo el edificio en forma de «U» invertida. La carpintería también es de madera, con rejería de forja en ventanas de pequeñas dimensiones.

El inmueble se articula siguiendo la tipología tradicional de la casa de labranza en Tierra de Campos, en dos espacios centrales: la zona de vivienda y la de los animales. A la izquierda del patio que precede a la casa se localiza la cuadra donde se guardaban las caballerías y los aperos de labranza. El resto de las dependencias se ubican en planta baja: la cocina de horno, donde –entre otros- están todos los útiles de amasar el pan y donde se cocinaba en verano, para alejar la lumbre de la cocina, que al ser más fresca se usaba como comedor; los dormitorios, amueblados y dotados de trébedes (parte de la habitación que, a modo de horno, se encendía con paja) para calentarse en invierno, en donde también pueden apreciarse varios retratos del general San Martín y de su familia; y la habitación mayor, habilitada como sala de honor. En ésta última se guardan recuerdos y testimonios de la amistad con la República Argentina: libros, monedas, billetes, retratos del Libertador, banderas, réplicas de sables, copias de documentos sanmartinianos y un libro donde los visitantes pueden dejar un comentario y su firma (entre otras puede apreciarse la del senador salteño y ex gobernador Juan Carlos Romero).

Continuar leyendo

Juan de San Martín, en 1746 ingresó en el ejército español teniendo 18 años como soldado en el Regimiento de Lisboa, con el cual intervino en cuatro campañas militares en el norte de África, permaneciendo en Mejilla durante 17 años, siendo cabo, sargento (desde el 31 de octubre de 1755) y luego sargento 1°. Se conserva su primera hoja de servicios en donde se lee que era un hombre de estatura baja, cabello castaño claro y ojos garzos. Siguió luego a su regimiento de regreso a España, estando acantonado en diversos lugares. Por sus méritos en África el 20 de noviembre de 1764 se le concedió un grado de oficial (teniente), algo poco frecuente para alguien que no era de una familia noble.

Siendo gobernador del Río de la Plata Pedro de Ceballos, Juan de San Martín fue destinado a Buenos Aires en 1762, llegando en la expedición militar del gobernador y siendo designado como instructor del Batallón de Milicias de Voluntarios Españoles. Participó en el bloqueo de Colonia del Sacramento en 1765.

(Se le recuerda especialmente por haber sido el padre del general José de San Martín, prócer nacional de la Argentina y libertador del Perú y Chile).

En 1767 llegó al país doña Gregoria Matorras que venía de Paredes de Nava (un pueblo cercano a Cervatos) donde nació el 12 de marzo de 1738 y fue bautizada en la iglesia de Santa Eulalia, a la edad de 30 años, viajó a Buenos Aires en compañía de su primo, Jerónimo Matorras, (quien sería designado gobernador y capitán general de Tucumán), donde conoció a Juan. Se casaron en la catedral de Buenos Aires. Don Juan no pudo estar presente y fue representado por un amigo, el capitán de dragones Juan Francisco de Somalo. El matrimonio tuvo cinco hijos: María Elena, Manuel Tadeo, Juan Fermín Rafael, Justo Rufino y el menor de la familia, José Francisco de San Martín. Doña Gregoria falleció en Orense el 1° de junio de 1813, año en que su hijo José ganaba en San Lorenzo la primera de sus batallas por la emancipación americana.

El pueblo palentino, en colaboración con diversas organizaciones de Buenos Aires han querido plasmar un cariñoso recuerdo a la que fuera su vecina, con esta estatua hecha en bronce, en la que aparece el busto de Doña Gregoria Matorras, dentro del casco antiguo en la tranquila plaza de San Juan, sobre una sólida peana de piedra y a la que acompañan diversas placas de agradecimiento.

 

Ayuntamiento de Cervatos de la Cueza.

venga a visitarnos

C/ Republica Argentina, 1
Cervatos de la Cueza – Palencia (España)

Escríbanos

3 + 7 =

Más Info

Dirección: C/ Republica Argentina, 1
Cervatos de la Cueza – Palencia (España)

Teléfono: 638 395 050

General San Martín Cervatos de la Cueza